El Retiro (Madrid)

  • 2.806 visitas
  • VN:F [1.9.10_1130]
    Valoración: 0.0/10 (0 votos totales)

    El Parque del Retiro es sin duda el parque más emblemático de la ciudad de Madrid, tanto por su gran tamaño, su emplazamiento, en pleno centro de Madrid, y sobretodo por su singular belleza y la de los distintos elementos que lo componen.

      Su origen se data en tiempos de Felipe IV, cuando a iniciativa de su ministro el Conde-Duque de Olivares, se acotan una serie de tierras para el uso y disfrute de la familia real, y se construyen en su interior una serie de palacios, estanques y jardines para el divertimento de los reyes. Con el tiempo, el parque se fue ampliando, y de hecho elementos que hoy en día se encuentran fuera del Parque del Retiro, como el Casón del Buen Retiro, o el Museo del Ejército

      A lo largo de su historia, el Parque del Retiro fue maltratado especialmente en dos momentos, durante la Guerra de la Independencia, cuando las tropas francesas lo utilizaron a modo de fortaleza frente al acoso de las tropas inglesas, que arrasaron la mayorías de los palacios y jardines, y la Guerra Civil Española, donde igualmente el Retiro sufrió un gran castigo. 

      Actualmente el Retiro es uno de los parque más bellos del mundo, y es un lugar donde se pueden visitar importantes exposiciones de arte (dos de sus palacios son utilizados por el Museo Reina Sofía para la realización de exposiciones temporales), ir con los niños a ver obras de Guiñol, dar un paseo en barca por el estanque, hacer que un vidente nos lea el futuro o simplemente descansar en cualquier banco o a la sombra de cualquier árbol.

      El estanque del Retiro

      El estanque es uno de los elementos que continúan vivos desde la inauguración del Parque del Retiro, allá por 1631, y es sin duda el elemento más célebre del parque, el más fotografiado y el más impresionante, con el majestuoso monumento a Alfonso XII en sus orillas, siendo este una de las “postales” emblemáticas de la ciudad de Madrid.

      Actualmente se puede decir que es el elemento central (no en su geografía) del Retiro, siendo sin duda el lugar más concurrido y favorito por los madrileños y visitantes para pasear a su alrededor. 

      En su interior se puede practicar el piragüismo o simplemente darse un pequeño paseo en una barca de remos. A sus orillas es posible disfrutar de actuaciones en vivo de multitud de artistas callejeros, hacer que cualquiera de los muchos videntes que allí se concentran nos adivinen el futuro (se encuentran a mano izquierda si nos encontramos mirando desde el otro lado el monumento a Alfonso XII), o simplemente disfrutar de la atmósfera entre festiva y de paz que allí se respira dando de comer a los patos o los peces.

     

    0 Comentarios

    Puedes ser el primero en dejar tu comentario.

    Dejanos tu comentario

     
     




     

     

    Publicidad

    Publicidad

    Publicidad