Castillo de San Andrés

  • 4.609 visitas
  • VN:F [1.9.10_1130]
    Valoración: 9.8/10 (9 votos totales)

    El Castillo o Torre de San Andrés se encuentra en las proximidades de la Playa de Las Teresitas, en la localidad de San Andrés (Santa Cruz de Tenerife, Canarias, España), entre la confluencia de los barrancos del Cercado y de Las Huertas y la orilla del mar.

    La torre circular o “castillo” ha formado parte del conjunto de fortificaciones menores encargadas de la defensa de la isla de Tenerife. En 1949 se declara Patrimonio Histórico Español y en 1995 Bien de Interés Cultural de Canarias (BIC).

    Desde su construcción, el Castillo de San Andrés ha representado un destacado papel en la historia defensiva de Tenerife y de Canarias. Fue sitiado en varias ocasiones y tenerlo custodiado era importante para controlar la isla. A lo largo de su historia, el castillo ha tenido numerosos usos; torre defensiva, armería y cárcel, entre otros.

    Su origen es de épocas posteriores a la conquista de la isla. Antes de ser torre vencida, existía en la vida de San Andrés como elemento destacado de la localidad desde el siglo XVII. Desde mediados del siglo XVII se consideró necesario defender la playa de San Andrés para proteger a los barcos que se refugiaban en sus aguas huyendo de los piratas y para alejar a los buques enemigos y hacerles perder su barlovento, tan necesario para acercarse y batir los fuertes de Paso Alto y de San Miguel.

    La primera cita sobre la existencia de la torre o castillo es de 16971 cuando el Capitán General Conde de Eril propuso levantar una torre en el valle, y quedó pendiente al no haber dinero suficiente. El conde del Valle de Salazar (de San Andrés), se ofreció a mantenerlo a su costa en caso de que se edificara. Este ofrecimiento fue aceptado pero por motivos de otras guerras no se llevó a cabo su construcción, hasta que más tarde el 20 de junio de 1701 Miguel Tiburcio Rossel y Lugo decía: “Todos los dichos Castillos, Baterías, Reductos y demás fortificaciones contenidas en esta relación las he visto y reconocido en cumplimiento de lo mandado, la relación empezaba por: Reducto del Valle de Salazar, Marina del Puerto de Santa Cruz de la Isla de Thenerife”.2

    Los historiadores consideran que la torre fue levantada en 1706 por el ingeniero Miguel Tiburcio Rossel, de orden del Capitán General Agustín de Robles y Lorenzana, que ordenaba al ingeniero, el estudio y construcción de la torre, pero de ello, no hay pruebas suficientes. Se ignora su fisonomía y que fue arruinada por una de las impetuosas avenidas de los barrancos próximos. Lo más importante que se consiguió con la construcción del Castillo de San Andrés fue que se eliminó el calificativo de “puerto de piratas” que tenía el Valle de Salazar (San Andrés).

    El castillo contaba con una dotación de 4 culebrinas, 3 cañones, 3 atacadores, 3 lanadas, un sacatrapos, 24 balas de cañón, un barril pequeño de pólvora, 2 cartuchos y una campana. También tenía una dotación de artilleros, suficientes para el mantenimiento del castillo y el uso y servicio de la defensa.

    Posteriormente con la reorganización de las milicias en 1771, el coronel Mazía Dávalos propuso una media compañía de artilleros milicianos para el Valle de San Andrés, que fue creada el 20 de noviembre de 1774. Esta media compañía se reunía en la torre, los domingos por la tarde, para practicar los ejercicios correspondientes.

    En la relación de las fortificaciones que escribió el ingeniero Joseph de Arana el 11 de agosto de 1775 decía: “En la costa desta isla de la banda de Leste se alla una torre llamada de San Andrés situada en el Valle del mismo nombre es su figura circular capaz de 3 a 4 cañones de a 18″.4

    El Castillo de San Andrés, sufrió a lo largo del tiempo diversos avatares, entre ellos varias destrucciones parciales como consecuencias de impetuosas riadas de los barrancos que confluían próximos al castillo y dañando sus gruesos muros.

    Igualmente cambiaba la dotación, tanto militar como de pertrechos, según las necesidades de la época o diferentes mandos militares. El castillo participó de manera muy eficaz y valientemente en el rechazo de barcos piratas e intentos de invasiones por barcos enemigos.

    Cuando tuvo lugar el ataque del almirante inglés Horacio Nelson en 1797 a Santa Cruz de Tenerife, juega un papel importante el Castillo de San Andrés, que estaba al mando del gobernador interino nombrado el día 24 de julio. El general Gutiérrez y la Artillería mandada por el teniente José Feo de Armas y Betencourt tenía bajo su mando 44 artilleros quienes dirigieron el fuego certero contra la lombarda, que había tenido tiempo para tirar 10 bombas, también acertó a dar a los barcos Emerald y Theseus, destrozándole la arboladura y aparejo. Los barcos ingleses contestaron con sus cañones. La lombarda “Rayo” se acercó a tierra y lanzó sobre el valle de San Andrés sus bombas, pero la contestación de la “Torre” hizo que el barco casi zozobrase.

    Castillo de San Andrés, 9.8 out of 10 based on 9 ratings

     

    0 Comentarios

    Puedes ser el primero en dejar tu comentario.

    Dejanos tu comentario

     
     




     

     

    Publicidad

    Publicidad

    Publicidad