Muelle de la Hodura, Santa Cruz de Tenerife, cuando la luz se marcha