Alegranza, seductora y solitaria

  • 29.701 visitas
  • VN:F [1.9.10_1130]
    Valoración: 8.2/10 (238 votos totales)

    El islote de Alegranza, con una superficie de unos 10 kilómetros cuadrados, supone el punto más septentrional del  Archipiélago Chinijo. Situada al norte de Lanzarote, su máxima altitud se encuentra en la Caldera, de unos 298 metros.

    Actualmente la isla pertenece a la familia Jordán, se encuentra despoblada, aunque en el sur se utiliza una vivienda con aljibe parcialmente reconstruida, contiene además una pequeña presa de agua y otros restos de antiguas moradas y alpendes con aljibe construidos aproximadamente en la primera mitad del siglo XIX y utilizadas hasta mediados del siglo XX.

    La isla disponía de unos 30.000 m cultivables dedicadas a la agricultura en gavias de cebada, trigo y millo, además de ganado cabrío, lanar, bueyes y camellos. En esa época se elaboraban quesos de gran fama en Lanzarote y se aprovechaba el pichón de la parcela, para extraerle su grasa, plumón y como alimento, tanto de pobladores como pescadores.

    En la parte occidental se localiza un faro que funciona de forma automática, cuyo edificio se encuentra muy deteriorado, y en cuya proximidad suele habilitarse un campamento para investigadores científicos que se alojan allí entre los meses de julio a noviembre.

    La vivienda del Veril que usan los propietarios fué utilizada en buen estado hasta 1970 aproximadamente. después de la declaración del Parque Natural, quedaron prohibidos y en suspenso todos los usos, abandonándose las construcciones por sus padres hasta que Enrique Jordán y algunos primos se propusieron recuperarlas. A dia de hoy y después de más de cuatro años de solicitada la licencia de obras en el Ayto. de Teguise, el Cabildo de Lanzarote todavía no ha emitido la preceptiva Calificación Territorial, lo que les impide reanudar la tarea de rehabilitar la casa, las moradas que existen a su alrededor y los alpendes y granero del centro de la isla.

    Las dificultadas que pone la administración para rehabilitar las construcciones de Alegranza, aunque pueden ser legalmente reconstruidas o rehabilitadas, son sistemáticamente retrasadas y dificultadas, saltándose la propia legislación prevista en la Ley de Procedimiento Administrativo, pero como les dicen siempre, “es lo que hay”

    Sólo puede ser visitado con el permiso de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias. Si pretendemos movernos por su interior hay que contar también con la autorización  del actual propietario de la tierra.

    El relieve de la isla viene definido en buena parte por la caldera. Se trata de un amplio edificio de origen hidrovolcánico, de unos 1.300 metros de diámetro. En la vertiente oeste, la erosión marina ha labrado un gran acantilado, que descubre su estructura interior.

    Destaca la presencia casi constante del viento y el fuerte oleaje, al tiempo que informa de que sólo se puede llegar al lugar en barco privado, disponiendo la playa de zona de fondeo. El faro de Punta Delgada, situado en la parte este del islote, fue declarado Bien de Interés Cultural el 20 de diciembre de 2002.

    Separados por la plataforma central, al este se encuentran alineados otros tres conos volcánicos, asimismo recortados por el mar: Montaña de Lobos (220 metros), Morro de las Atalayas (130 metros) y Morro de la Rapadura (130 metros). Las coladas lávicas emitidas desde dichos conos, recubren buena parte de esta meseta. Entre los mal países y otros apara- tos volcánicos menores, aparecen algunas pequeñas cuencas endorreicas, donde se acumula una arcilla salitrosa.

    Ya en el sector norte, aparece una zona llamada El Jablillo, ocupada por las finas y blancas arenas lanzadas por el mar y el viento hacia el interior.

    La cubierta vegetal es la propia del piso basal canario, con abundante presencia de comunidades halófilas. Las tabaibas desarrollan unas formas espectaculares, en aquellos sectores de fuerte viento. En las áreas de cultivos abandonados, crecen profusamente las aulagas y, sobre todo, una planta introducida: el bobo o tabaco moro (Nicatiana glauca)

    Alegranza es lugar de refugio y nidificación de numerosas aves. Destacan las rapaces, caso del guincho (Pandian haliaetus) con dos o tres parejas, y el escaso halcón de Eleonor (Falca eleanarae)Pero son, sobre todo, las aves marinas las más abundantes. Sobresale una numerosa colonia de pardelas (Calanectris diamedea), de las que se conservan restos de no muy lejanas matanzas, cuando esta especie suponía un elemento importante dentro de la economía insular. La colonia actual de pardela cenicienta, es una de las mayores de la Macaronesia, y asciende a unas 10.000 parejas.

    Alegranza, seductora y solitaria, 8.2 out of 10 based on 238 ratings

     

    4 Comentarios

    1. Humberto Natera dice:

      Muy hermoso bellas ese conjunto de islas!!!!

      VA:F [1.9.10_1130]
      Rating: 4.2/5 (5 votes cast)
    2. gloribert fragoza dice:

      Que belleza!!! es un paraiso ojala y dios me de la dicha de algun dia conocer ese lugar … Verdaderamente es un tesoro natural

      VA:F [1.9.10_1130]
      Rating: 4.0/5 (3 votes cast)
    3. imdjr dice:

      Muy lindo

      VA:F [1.9.10_1130]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

    Dejanos tu comentario

     
     




     

     

    Publicidad

    Publicidad

    Publicidad